El Hombre Ciervo es luz y es también color.
Es un lenguaje visual con carácter propio, expresión y una forma de entender la imagen.
Es un estilo de vida, una filosofía, y sin dudarlo, pasión.

Mi nombre es Héctor y aunque soy muchas cosas, sobre todo y lo primero, soy marido, amigo, y padre de una familia numerosa. Ellos son quienes me enseñan algo nuevo sobre la vida cada día.

Mi familia y la fotografía son el motor que me impulsa a seguir buscando, a seguir aprendiendo y a seguir creciendo cada día un poquito más.

Soy la persona que emprendió este proyecto de vida hace algún tiempo, quien está detrás de todo esto.
Me considero un recolector de recuerdos, momentos, emociones y sensaciones.

La vida se evapora demasiado rápido. Es un privilegio ser testigo y poder robar pequeños trozos de ella.

Puedes encontrarme en Murcia y siempre dispuesto a teletransportarme allá donde haga falta.